Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos no pueden empeorar más, de modo que Moscú espera una mejora tras el nombramiento de un nuevo secretario de Estado, señaló el miércoles el portavoz del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Dmitry Peskov dijo a la prensa que no le preocupa que los lazos bilaterales empeoren tras la salida de Rex Tillerson, señalando que la relación “difícilmente puede caer más allá del suelo”.

El vocero dijo confiar en que haya una “estrategia constructiva y sobria en las relaciones conjuntas” con el candidato a reemplazar a Tillerson, el director de la CIA Mike Pompeo. “Esta esperanza siempre permanece”.

La relación entre los dos países ha empeorado en los últimos años por los conflictos en Ucrania y Siria y la supuesta interferencia rusa en la campaña presidencial de Estados Unidos.

Trump despidió el martes a Tillerson de forma inesperada. Pompeo aún debe ser confirmado en una vista en el Senado, donde se espera que se le pregunte sobre su postura hacia Rusia.