El demócrata Conor Lamb mantenía una ventaja estrecha el miércoles en una elección a representante por Pensilvania, mientras el republicano Rick Saccone estudiaba la posibilidad de exigir un recuento en lo que se supone que era un baluarte favorable al presidente Donald Trump.

Contados los últimos votos en ausencia, la ventaja de Lamb, un exfiscal de 33 años y debutante en la política, se redujo a 627 votos de un total de 224.000 emitidos, según resultados extraoficiales.

Los cuatro condados de la zona de Pittsburgh tiene cuatro días para contar un número desconocido de boletas provisionales.

Con un margen tan estrecho, los partidarios de cualquier candidato pueden pedir un recuento. Sin embargo, hay requisitos estrictos, como conseguir tres votantes en la misma circunscripción que puedan declarar que se cometió un error o fraude.

The Associated Press no ha proclamado un ganador de la contienda, considerada a nivel nacional un indicador de cara a las elecciones legislativas de noviembre, tanto del entusiasmo demócrata como de la vulnerabilidad de los republicanos, que actualmente controlan ambas cámaras del Congreso.

Lamb se declaró ganador. Saccone, un veterano de la fuerza aérea y legislador estatal de 60 años, no ha concedido una derrota.

El Partido Republicano estudia pedir que se retengan todas las boletas y máquinas de votación a la espera de un recuento, según una fuente al tanto de las deliberaciones internas y que habló bajo la condición de anonimato.

También estudiaba iniciar demandas sobre la base de que se impidió a los abogados del partido presenciar el recuento de algunos votos en ausencia, supuestos errores cometidos por las máquinas de votación que favorecieron a Lamb y la confesión inducida por el sitio web electoral.

Lamb, un veterano de los marines, dijo a sus seguidores que los votantes le habían dado instrucciones de "hacer su trabajo" en Washington. "Misión aceptada", declaró.

Poco antes, Saccone había dicho a sus seguidores: "no ha terminado aún, vamos a pelear todo el camino, todo el camino hasta el final, nunca nos rendiremos".

Al margen del resultado, el apoyo a Lamb en un distrito donde Trump ganó por 20 puntos porcentuales en las elecciones presidenciales sin duda causará ansiedad entre los republicanos en todo el país y renovará los ánimos de los demócratas.

Lo que había en juego en la contienda era más político que práctico.

El ganador tendrá que optar a la reelección en apenas ocho meses y es probable que la circunscripción actual cambie el año que viene. Sin embargo, el presidente Trump y sus principales aliados han invertido una enorme cantidad de tiempo y recursos para mantener el escaño en manos republicanas.

___

Peoples informó desde Nueva York.

___

Barrow está en: https://twitter.com/BillBarowAP

Levy está en: https://twitter.com/timelywriter