Treinta y ocho personas murieron el martes en Etiopía después de que un autobús cayera a una zanja en la región norteña de Amhara, según la televisora estatal.

El vehículo se salió de la carretera y cayó a la zanja, según Fana Broadcasting Corporation. Otras 10 personas resultaron heridas.

La mayoría de las víctimas eran estudiantes universitarios, señaló la cadena, indicando que el accidente había ocurrido en la zona de Wollo.

Etiopía está mejorando su sistema de carreteras, pero las vías deterioradas, la conducción imprudente y el mal estado de los vehículos contribuyen a las muertes en carretera. Entre 2014 y 2017 murieron más de 16.000 personas en accidentes de tránsito en Etiopía, según un reporte del año pasado.