Renzi renuncia como líder de partido tras derrota electoral

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi renunció como líder del Partido Democrático tras la estrepitosa derrota que la agrupación sufrió en las recientes elecciones parlamentarias.La cúpula del...

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi renunció como líder del Partido Democrático tras la estrepitosa derrota que la agrupación sufrió en las recientes elecciones parlamentarias.

La cúpula del partido nombró a Maurizio Martina, quien ha fungido como ministro de Agricultura del gobierno saliente, como líder provisional del partido.

El partido acatará el pedido de Renzi de permanecer en la oposición sin aceptar formar parte del gobierno, señaló Martina, de acuerdo con la agencia de noticias ANSA.

Ningún partido ni coalición obtuvo una mayoría suficiente en los comicios del 4 de marzo como para poder gobernar por su propia cuenta. Tendrán que realizarse arduas negociaciones para ver si el próximo gobierno es formado por el radical Movimiento Cinco Estrellas, que registró la mayoría de los votos, o por la coalición de centroderecha liderada por la Liga, de tendencia antimigrante y que controlaría gran parte de los escaños en el Parlamento.

La Liga y Cinco Estrellas “ya no tienen excusas”, dijo Martina y agregó que ahora “deben asumir su responsabilidad” de formar un gobierno.

Mientras Cinco Estrellas se dijo dispuesto a dialogar con quien esté inclinado a buscar puntos en común, la Liga, dirigida por Matteo Salvini, ha dado señales de que dista mucho de Cinco Estrellas en una gran variedad de temas, entre ellos las políticas para hacer más equitativa la economía italiana.

Salvini está a favor de un impuesto universal que impulsaría la recaudación fiscal y combatiría la evasión, mientras que Cinco Estrellas ha prometido un ingreso mínimo a todos los que califiquen, lo que Salvini ha tildado de limosna.

El nuevo Parlamento tiene programado realizar su primera sesión el 23 de marzo. La primera misión será elegir al titular de cada una de las cámaras. El resultado de esas votaciones le dará al presidente Sergio Mattarella algún indicio sobre quién tiene más probabilidades de formar un gobierno estable.

Cinco Estrellas ganó el 32% de los votos comparado con 37% de la centroderecha, mientras el Partido Democrático tuvo menos de 20%.

Se estima que las negociaciones tardarán semanas, sino meses. El proceso será seguido de cerca por las capitales de Europa, no sólo por el riesgo que presenta el alto índice endeudamiento de Italia sino también por cualquier indicio sobre la tendencia de los populistas euroescépticos en la tercera mayor economía de Europa.