100 millones de estadounidenses en alerta por la tormenta

  • Más de 400 mil hogares se quedaron sin electricidad en Georgia y Carolina.
  • 4,000 vuelos comerciales fueron cancelados y otros 2,000 reprogramados.
  • Los meteorólogos advierten que lo peor de la tormenta está por llegar.
  • LA TEMPERATURA EN SU CIUDAD:  Reporte metereológico

Más de 400.000hogares y negociosse quedaron sin electricidaden Georgia yen Carolinadebido auna feroz tormentade invierno que tiene, además, a más de 100millones de estadounidenses bajo alguna forma deuna advertencia detormenta de invierno, comunicó el ServicioMeteorológico Nacional, según reporta Usa Today.

Más de 4.000vuelos comercialesfueron canceladosel miércoles, yotros 2.000programada para el juevesya se hanfregado,informóFlightstats.com.

La tormenta es potencialmente "catastrófica" A lo largo y ancho del sur de Estados Unidos, los residentes hastiados del invierno se despertaron el miércoles en una región cubierta de hielo, nieve y lluvia helada, mientras que los meteorólogos advierten que lo peor de la tormenta potencialmente "catastrófica" aún está por llegar.

Desde Texas hasta las Carolinas y Atlanta, un importante centro de negocios para la región, las carreteras estaban resbaladizas por el hielo, decenas de miles de personas se quedaron sin electricidad, y una mezcla invernal cayó en muchas áreas.

Funcionarios y analistas en varios estados utilizaron un lenguaje inusualmente grave en las advertencias, y coincidieron en que la mayor preocupación es el hielo, que podría dejar sin energía muchas zonas por varios días. Los vientos, con ráfagas que alcanzaban cerca de 50 kilómetros (30 millas) por hora en algunas partes de Georgia, amenazaban con exacerbar los problemas.

Las autoridades alertaron a los ciudadanos

El gobernador de Georgia Nathan Deal y el alcalde de Atlanta Kasim Reed habían implorado la noche del martes a las personas que llegaran a un lugar seguro y se quedaran allá.

En un mensaje la madrugada del miércoles, el Servicio Meteorológico Nacional calificó la tormenta como "un evento de proporciones históricas".

Y continuó con un rosario de adjetivos: "Catastrófica... agobiante... paralizante".

Eli Jacks, del Servicio Meteorológico Nacional, dijo que los meteorólogos utilizan palabras como "catastrófica" con moderación.

"A veces queremos decirles: 'Oye, escucha, esta advertencia es diferente. Esto es realmente muy peligroso y no sucede muy a menudo''', dijo Jacks.

Señaló que acumulaciones de hielo de tres cuartos de pulgada (algo menos de dos centímetros) serían catastróficas en cualquier lugar. Pero la zona de Atlanta y otras partes del sur de Estados Unidos son particularmente vulnerables: Muchos árboles y ramas cuelgan sobre los cables eléctricos. Cuando el hielo se acumula sobre ellos, las ramas se quiebran y caen, interrumpiendo el servicio eléctrico.

Cuatro muertos en Texas

En todo el sur profundo, las carreteras resbaladizas causaban problemas. En el norte de Texas, al menos cuatro personas murieron en accidentes de tráfico en las carreteras heladas, entre ellas un bombero de Dallas que fue golpeado y cayó 15 metros (50 pies) desde una rampa de la carretera interestatal 20, según un informe de la policía.

En Mississippi, se informó de dos muertes en accidentes de tránsito relacionados con el clima.

Delta canceló cerca de 2.200 vuelos entre el martes y el miércoles, la mayoría de ellos en Atlanta.