Egipto busca vínculos más estrechos con Arabia Saudí

Egipto dio el lunes una cálida bienvenida al príncipe saudí Mohammed bin Salman, con fanfarrias militares y un recorrido por el Canal de Suez a fin de subrayar una creciente sociedad estratégica.El...

Egipto dio el lunes una cálida bienvenida al príncipe saudí Mohammed bin Salman, con fanfarrias militares y un recorrido por el Canal de Suez a fin de subrayar una creciente sociedad estratégica.

El viaje es el primero al exterior de Salman, de 32 años, desde que se convirtió en heredero del trono y sigue a un año tumultuoso en el que consolidó el poder haciendo a un lado a rivales, se comprometió a modernizar Arabia Saudí e incrementó su rivalidad con Irán.

En Egipto, carteles con la imagen del príncipe al lado del presidente Abdel-Fattah el-Sissi fueron colocados a lo largo de avenidas en el centro de la capital egipcia, donde Salman visitará después las principales instituciones musulmanas y cristianas, y asistirá a una presentación de la Opera de El Cairo. Después esta semana viajará a Gran Bretaña y Estados Unidos.

El príncipe y El-Sissi recorrieron uno de los nuevos túneles construidos bajo el canal, después abordaron una embarcación desde un muelle con alfombra roja mientras una banda del ejército tocaba marchas militares. Después cortó el listón en la ceremonia de inauguración de un centro turístico cercano construido por el ejército.

Egipto pretende las inversiones de Arabia Saudí, un país petrolero, para desarrollar la zona donde El Cairo pretende establecer un centro internacional de transporte, logística y producción. En el primero de los tres días de la visita, ambos suscribieron acuerdos sobre fondos comunes de inversión y para la protección ambiental, informó la agencia noticiosa saudí SPA.

Salman y El-Sisi también tiene previsto examinar las guerras que se libran en Siria y Yemen, así como su boicot conjunto contra Catar, la pequeña nación del Golfo, a la que acusan de fomentar el extremismo en la región.

Salman efectúa su viaje una semana después de que dispuso su más reciente reorganización de gabinete, en la que reemplazó al jefe del estado mayor militar y otros funcionarios de defensa en lo que parece un intento para reconsiderar tácticas en el conflicto que se ha estancado en Yemen.

Desde marzo de 2015, una coalición encabezada por Arabia Saudí combate a los rebeldes chiíes conocidos como hutíes y que son aliados de Irán.