Barack Obama con Beyoncé y Jay-Z
Barack Obama con Beyoncé y Jay-Z Twitter

Ajeno al desgaste que supone gobernar durante toda una legislatura, la segunda investidura del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contará con tantas o más estrellas que las que participaron en la primera.

Hollywood se volcará una vez más en el acto que tendrá lugar el lunes y que incluirá las actuaciones de estrellas con cachés tan altos como Beyoncé, Katy Perry, Usher o James Taylor.

"Al vicepresidente (Joseph) Biden y a mí nos honra que estos maravillosos talentos musicales vayan a actuar en la ceremonia de investidura", dijo Obama en un comunicado. "Su música se encuentra a menudo en el corazón de la sociedad estadounidense y se dirige a todos los habitantes del país", añadió.

La música de estos talentos se encuentra en el corazón de la sociedad estadounidense Beyoncé, como ya hiciera en el Super Bowl de 2004, se encargará de entonar el himno nacional, mientras que Kelly Clarkson interpretará el tema My Country Tis of Thee y James Taylor hará lo propio con America the Beautiful, informó el Comité de Investidura Presidencial (PIC, por sus siglas en inglés).

El propio Obama, según la organización, se involucró en la elección de los artistas para el evento que tendrá lugar frente al Capitolio de la capital estadounidense.

Asimismo, el cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony, Alicia Keys, Brad Praisley, Smokey Robinson, Stevie Wonder, John Legend, Far East Movement, fun., Mindless Behavior, Nick Cannon, el coro infantil de gospel Sould Children of Chicago así como miembros del reparto de la serie Glee, entre otros, formarán parte de los eventos previos que se organizan desde el sábado.

"Estamos entusiasmados de tener un grupo de invitados musicales tan diverso y talentoso que se unirán con los ciudadanos de todo el país para festejar la investidura número 57", aseguró en un comunicado Steve Kerrigan, presidente del PIC.

Como parte de las celebraciones el sábado tendrá lugar un concierto inaugural infantil en el centro de convenciones Walter E. Washington, mismo escenario donde el lunes 21 se celebrarán dos galas con baile para inaugurar el nuevo mandato de Obama.

La primera dama Michelle Obama será la maestra de ceremonias en el concierto de los niños, dedicado a homenajear a las familias del personal militar de EEUU.

El lunes, el presidente participará en una fiesta para miembros del Ejército y también en los tradicionales bailes de investidura, unos festejos que, debido principalmente a la situación económica, no serán de la misma escala que los de 2009, cuando casi 2 millones de personas acudieron a la ceremonia.

Para esta ocasión se espera la presencia de entre 600.000 y 800.000 asistentes.

A la lista de apoyos para Obama se unen los nombres de Chelsea Clinton, Eva Longoria, el compositor Ben Folds, la actriz Angela Bassett o la cantante de gospel Yolanda Adams, entre otros, que ofrecerán discursos sobre el desarrollo económico del país, educación, medioambiente, fe y salud, entre otros temas, para apoyar la labor de más de 100 organizaciones de servicios comunitarios.

El precio de las invitaciones para acudir oscila de los 250 a los 229.000 dólares La investidura de 2009 fue testigo de la presencia de algunos de los nombres más ilustres del cine estadounidense, como Steven Spielberg, Dustin Hoffman, Samuel L. Jackson, Arnold Schwarzenegger, Sharon Stone, Susan Sarandon, Tim Robbins, Spike Lee, Anne Hathaway, Halle Berry, John Cusack, Leonardo DiCaprio, Demi Moore o Robert de Niro, y muchos de ellos ya han anunciado su intención de repetir el lunes.

Las invitaciones para acudir, según The Hollywood Reporter, las recibieron entre Navidad y Año Nuevo a través de correo electrónico, en el que se les ofrecía una especie de menú a la carta para escoger qué opción preferían para estar presentes en la capital este lunes.

Las opciones eran variadas. Desde los 250 dólares (unos 187 euros) que cuesta un asiento en el balcón general para disfrutar del desfile, pasando por los 2.500 dólares (unos 1.879 euros) para una recepción privada, los 15.000 dólares (unos 11.274 euros) para un almuerzo de benefactores y los 110.000 dólares (unos 82.679 euros) , para dos personas, por acudir a una recepción íntima con foto incluida junto a Obama.

Y, si una pareja busca acceso total y preferente para un total de nueve eventos, lo encuentra por 229.000 dólares (unos 172.135 euros).