El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó unánimemente el sábado una resolución que exige un cese de fuego de 30 días "sin demora" en toda Siria para entregar ayuda humanitaria a millones de personas y evacuar a heridos y enfermos graves.

La votación se atrasó dos días al tratar de conseguir el apoyo de Rusia, que ha dicho varias veces que un cese de fuego inmediato era poco realista.

Los autores de la resolución, Kuwait y Suecia, la enmendaron el viernes por la noche en un esfuerzo de último momento para satisfacer a Rusia, eliminando la exigencia de que entre en vigor en 72 horas.

El esfuerzo funcionó, aunque la embajadora estadounidense Nikki Haley fue muy crítica de Rusia por atrasar la votación y dijo que esto costaba vidas.

No se establecido la hora para el inicio del cese de fuego, pero la resolución exige inmediatamente después de que comience se dé acceso a convoyes humanitarios y equipos médicos para evacuar los heridos y enfermos graves.

La resolución indica que 5,6 millones de personas en 1.244 comunidades tienen "necesidades críticas", incluyendo 2,9 millones de personas en lugares sitiados o difíciles de llegar.

El embajador sueco Olof Skoog dijo al consejo antes de la votación que "los convoyes y equipos de evacuación de la ONU están listos para partir".

Suecia, Kuwait y muchos otros países han estado presionando para que la ONU tome medidas inmediatas, mientras aumenta la cantidad de víctimas fatales en Siria por una campaña de bombardeo en el oriente de Ghouta, suburbio de Damasco controlado por rebeldes.

La resolución pide que todas las partes suspendan de inmediato los estados de sitio en áreas pobladas, como el oriente de Ghouta, Yarmouk, Foua y Kefraya.

El Consejo de Seguridad autorizó hacer una excepción al cese de fuego.

Dijo que los ataques contra extremistas del grupo Estado Islámico y todos los grupos afiliados a Al Qaeda, incluyendo el Frente Nusra, podrán continuar.