El Consejo Nacional Electoral de Venezuela descartó el viernes que las elecciones presidenciales del 22 abril puedan realizarse de manera conjunta con los comicios parlamentarios y de consejos municipales y legislativos, tal como había propuesto recientemente el presidente Nicolás Maduro.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, afirmó que las autoridades electorales no están ahora preparadas para "hacer conjunta una elección presidencial con otras elecciones que son técnicamente mucho más complejas".

Lucena dijo a la prensa que el CNE —que controla el oficialismo— ya está avanzando para realizar en la fecha prevista las elecciones presidenciales y que evaluará la posibilidad de "fechas posteriores" para realizar los comicios adelantados de la Asamblea Nacional y de los consejos legislativos y municipales.

Tras un encuentro con Lucena, la presidenta de la también oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, indicó a la prensa que el organismo valorará las definiciones técnicas para determinar la “mejor fecha” para los eventos electorales que propuso Maduro y el vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello.

Uno de los cinco directores del CNE, Luis Emilio Rondón, cuestionó recientemente la propuesta oficialista de realizar el 22 de abril una elección general porque implicaría someter a consulta más de 2.500 cargos.

De manera paralela, la Organización de Estados Americanos (OEA) exhortó el viernes a Venezuela a reconsiderar la convocatoria de elecciones presidenciales para abril y a evitar el agravamiento de la situación humanitaria.

La resolución aprobada por el organismo regional pide a Caracas a presentar un nuevo calendario electoral que dé lugar a un proceso que incluya la participación de todos los partidos políticos, observadores internacionales independientes, acceso igualitario a los medios de comunicación y un CNE cuya composición garantice su independencia. También solicita que “implemente medidas necesarias para evitar el agravamiento de la situación humanitaria, incluida la aceptación de la asistencia ofrecida por la comunidad internacional”.

Un total de 19 países miembros votaron a favor de la resolución de tres puntos durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente convocada por Argentina, Brasil, Estados Unidos, México, Panamá y Santa Lucía. Cinco naciones votaron en contra, ocho se abstuvieron y dos estuvieron ausentes.

Venezuela, que en abril de 2017 inició un trámite de dos años para abandonar la OEA, rechazó tajantemente la resolución al considerarla una agresión a su soberanía. Rodríguez consideró la organización como “pobre” y reiteró sus críticas contra el secretario general, Luis Almagro, al que señaló de hacer la “peor gestión” de la historia.

“Venezuela seguirá su curso, Venezuela seguirá sus elecciones”, agregó.

El encuentro entre Rodríguez y Lucena se da dos días después que Maduro propusiera el adelanto de comicios parlamentarios y de los consejos legislativos y municipales y planteara que esas consultas podrían realizarse de forma simultánea con los presidenciales.

El mandatario hizo la declaración horas después de que la coalición opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa una veintena de partidos, anunciara que no acudiría a los comicios de abril, que consideró como un "show del propio gobierno para aparentar una legitimidad que no tiene", y exigió a las autoridades que acepten las condiciones del acuerdo que discutieron el mes pasado en República Dominicana para considerar una posible participación de la oposición en una eventual elección.

El acuerdo aprobado por cinco cancilleres latinoamericanos, que participaron como facilitares de las negociaciones entre el gobierno y la oposición en la isla caribeña, contempla la realización de elecciones en la segunda mitad del año, la conformación de un CNE equilibrado, la invitación a misiones de observación internacionales independientes, el voto de los venezolanos en el exterior, el acceso igualitario a los medios de comunicación, la revocatoria de las inhabilitaciones de partidos y candidatos y la realización de auditorías.

Venezuela enfrenta las nuevas tensiones políticas en medio de una profundización de la crisis económica y social ante una desbocada inflación de cuatro dígitos y una severa escasez de alimentos y medicinas.

Una encuesta nacional de condiciones de vida de la población venezolana, elaborada por las tres mayores universidades del país entre julio y septiembre pasado, determinó que 87% de la población enfrenta pobreza de ingresos y que 80 % de los hogares venezolanos se encuentran en inseguridad alimentaria.

______

El periodista de The Associated Press , Luis Alonso Lugo, contribuyó para esta nota desde Washington