La presidenta de la Asamblea Constituyente, integrada en su totalidad por partidarios del gobierno de Venezuela, acusó el jueves al encargado de negocios estadounidense en Caracas de promover un golpe y amenazó con tomar las medidas diplomáticas apropiadas en su contra.

Delcy Rodríguez, cercana aliada del presidente Nicolás Maduro, divulgó una serie de tuits dirigidos a Todd D. Robinson, en ese puesto desde 2017. Los comentarios de Rodríguez se produjeron luego de la divulgación de una entrevista que Robinson dio a una publicación local en Internet y que es férrea crítica del gobierno venezolano.

Robinson dijo a la publicación RunRunes que es posible que Estados Unidos pueda aumentar las sanciones contra Venezuela, además de las ya impuestas a docenas de funcionarios clave del gobierno, incluido Maduro.

“Todo está encima de la mesa”, dijo Robinson, y resaltó que sin duda las sanciones han sido efectivas hasta ahora para identificar a los miembros del régimen que son corruptos y aquellos que han jugado un papel en contra de la institucionalidad y la Constitución de Venezuela.

La Asamblea Nacional Constituyente evaluará el comentario de Robinson antes de adoptar medidas diplomáticas, acotó Rodríguez, quien agregó que la declaración del estadounidense constituye graves violaciones al Derecho Internacional y deja en evidencia su profunda ignorancia sobre Venezuela. La también excanciller no llegó a anunciar que se eliminarán las credenciales diplomáticas de Robinson, acción tomada en recientes enfrentamientos con diplomáticos clave de Canadá, Brasil y España.

Desde que asumió su cargo hace dos meses tras su designación por el gobierno de Donald Trump, Robinson ha criticado a las autoridades venezolanas por mantener injustamente en prisión a un estadounidense de Utah, lo que ha bloqueado un diálogo más profundo entre los dos países sobre otros temas importantes.

En su larga carrera, Robinson ha sido diplomático en Colombia, Bolivia, El Salvador y República Dominicana. Como embajador en Guatemala durante tres años hasta septiembre de 2017, se labró la reputación de hablar sin tapujos y en varias ocasiones enfrentó exigencias que pedían su expulsión.

Venezuela y Estados Unidos no han intercambiado embajadores desde 2010.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela han sido tensas desde la llegada al poder del ahora fallecido presidente socialista Hugo Chávez en 1999 y se acrecentaron los roces con el ascenso de Maduro.

El gobierno de Trump ha impuesto sanciones a altos funcionarios venezolanos con el objetivo de presionar y debilitar el poder de Maduro, luego de argumentar que el gobierno venezolano violó los derechos humanos durante las protestas antigubernamentales del año pasado en las que murieron más de 120 personas.

Además, las sanciones prohíben efectuar transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y la petrolera estatal PDVSA.