La National Public Radio de Estados Unidos adoptó el jueves una serie de medidas para mejorar su cultura laboral, luego de una investigación independiente sobre cuestiones relacionadas con el acoso sexual derivadas de la destitución de un alto ejecutivo.

Las nuevas medidas, adoptadas unánimemente por la junta de la NPR incluyen modificaciones a la estructura administrativa, una comisión de diversidad e inclusión y audiencias pagadas para evaluar la equidad dentro de la organización.

Los investigadores encontraron, entre otras cosas, que el personal de la NPR desconfiaba de la gerencia y que las trabajadoras sentían que la cultura de la compañía favorecía a los hombres, sobre todo en áreas de oportunidad, promociones y compensaciones.

Las medidas, descritas en una publicación el miércoles por la tarde en el sitio web de la NPR, fueron una respuesta al reporte emitido a principios de esta semana por investigadores independientes sobre las circunstancias que rodeaban la salida de Michael Oreskes, el exjefe de la redacción, quien renunció en noviembre en medio de acusaciones de acoso sexual.

Los investigadores encontraron que los superiores de Oreskes habían intentado aconsejarlo sobre su conducta hacia las mujeres _que incluyó correos electrónicos inapropiados y conversaciones sobre cuentas de cenas y de tragos_ y que a pesar de que le dieron varias advertencias, no pudieron detener su conducta ofensiva.

Oreskes fue destituido hasta que las acusaciones en su contra se hicieron públicas.

Con las medidas, jefe de recursos humanos deberá entregar un reporte directamente al director general, instruir una revisión continua de la junta de cuestiones de recursos humanos, incluida la diversidad y la inclusión, así como el acoso y la intimidación.

Los cambios se suman a otras acciones anunciadas la semana pasada, en las que la NPR indicó que creará un grupo de apoyo en contra del acoso e implementará una capacitación obligatoria sobre acoso sexual y otros temas.

Oreskes fungió como vicepresidente y editor en jefe de la redacción de The Associated Press desde 2008 hasta que ingresó a la NPR en 2015. Anteriormente, ocupó varios cargos en el periódico The New York Times.

La AP recibió una queda sobre “comunicación verbal inapropiada y desagradable” cuando Oreskes trabajó en la agencia de noticias.

Cuando fue contactado en busca de comentarios al respecto, Oreskes señaló el comunicado que emitió el día que entregó su renuncia, en el que calificó su conducta como “incorrecta e inexcusable” y donde aceptó “toda la responsabilidad”.