El grupo de ayuda Oxfam Gran Bretaña quedará suspendido en Haití por los próximos dos meses mientras está pendiente una investigación de supuestos abusos sexuales cometidos por parte de sus empleados, dijo el gobierno haitiano el jueves.

Haití está investigando cómo Oxfam Gran Bretaña respondió a reportes de que algunos de sus empleados usaron prostitutas mientras trabajaban en el país tras el devastador terremoto de enero del 2010, dijo el ministro de Planificación Aviol Fleurant. Las autoridades además tratan de determinar si algunas de las trabajadoras sexuales eran menores de edad.

Las autoridades consideran “un delito grave” que un adulto tenga relaciones sexuales con cualquiera menor de 18 años, dijo Fleurant. Dijo que el gobierno haitiano está “sorprendido al nivel más alto” por los reportes de mala conducta de empleados de la organización.

Oxfam Gran Bretaña es una de cuatro divisiones de la organización internacional trabajando en Haití. El grupo rebeló que siete de sus trabajadores fueron despedidos o renunciaron en 2011 después de que un informante denunció los abusos. Oxfam ha admitido que algunos de los empleados usaron prostitutas.

Funcionarios del gobierno británico y el regulador de la organización en el país han dicho que Oxfam no les dijo que las acusaciones incluían abusos sexuales hasta que el periódico Times reveló detalles del caso este mes. Desde entonces, miles de personas han cancelado sus donaciones al grupo.

Oxfam International, la organización general, se ha disculpado con el pueblo de Haití y dijo que creó un plan para mejorar la supervisión de sus empleados.

Oxfam Gran Bretaña contribuye con un 20% del presupuesto para el trabajo general de la organización en Haití y el grupo espera que la suspensión tenga “un impacto significativo” en sus gestiones en el país, dijo el grupo.