El grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) afirmó el jueves que está dispuesto a reanudar las negociaciones con el gobierno de Colombia y a pactar un nuevo cese al fuego.

A través de un comunicado el grupo aseveró que “en medio de las dificultades sigue buscando la continuidad del proceso de solución pacífica” para lo cual mantiene reuniones y contacto con actores directamente vinculados con la mesa de diálogos en favor del reinicio del quinto ciclo de conversaciones.

Añadió que ratifica la propuesta “con el fin de pactar un nuevo cese bilateral al fuego, que supere las falencias del anterior y acordar el diseño para dar inicio a la participación de la sociedad”.

Ambos bandos negociaban en Ecuador un acuerdo de paz definitivo y durante cuatro rondas lograron avances sustanciales --entre ellos un cese bilateral de acciones armadas--, pero el 9 de enero la delegación del gobierno colombiano fue llamada a Bogotá por el presidente Juan Manuel Santos debido a ataques perpetrados por el ELN.

Tras la suspensión de los diálogos en enero, el ELN realizó varios ataques en los que murieron o quedaron heridas decenas de policías.

El ELN tiene cerca de 1.500 miembros y fue fundado en la década 1960.