Las autoridades brasileñas anunciaron planes para reubicar a los inmigrantes venezolanos que huyeron al estado norteño de Roraima.

El estado busca la manera de afrontar el ingreso de unos 40.000 venezolanos que huyeron del hambre y la inestabilidad en su país para instalarse en Boa Vista, la capital.

La oficina del presidente Michel Temer dijo el miércoles que 350 migrantes serán trasladados a Sao Paulo y otros 180 a Manaus.

Se estudia la reubicación en otras ciudades.

Los migrantes, tras ser vacunados contra el sarampión, la difteria y otras enfermedades, serán trasladados dentro de dos semanas.