Los funcionarios de transporte de Massachusetts están bajo fuego por haber autorizado un contrato sin licitación a cambio de un baño minúsculo que costó 100.000 dólares dentro de un edificio de oficinas del estado.

La televisora WCVB-TV reportó que el baño de 10 metros cuadrados (115 pies cuadrados) y una cocina adyacente fueron instalados el año pasado en el edificio de transporte estatal, dentro de la nueva sala de juntas del Departamento de Transporte del estado y de la Massachusetts Bay Transportation Authority (MBTA).

El proyecto fue colocado en vía rápida de aprobación y no se sacó a licitación, lo que generalmente se hace con los proyectos estatales a fin de que los contratistas compitan por el trabajo y mantengan los costos bajos.

Greg Sullivan, un exinspector general del estado que ahora es director de investigación en el Instituto Pioneer, llamó al costo "indignante".

El baño nuevo está a unos 40 pasos de un amplio baño público en el mismo piso. Un portavoz del Departamento de Transporte alegó que durante las reuniones públicas, a veces los reporteros siguen a los miembros de la junta hasta el baño.