Agentes federales de Estados Unidos detuvieron a la tripulación de una embarcación mexicana, alegando que estaba pescando ilegalmente en aguas del sur de Texas.

La Guardia Costera de Estados Unidos precisó que los cuatro tripulantes tenían 20 tiburones y 60 pargos rojos cuando fueron detenidos el jueves.

La tripulación fue transferida a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Los detenidos fueron encontrados en una “lancha”, una embarcación ligera de unos 9 metros de eslora (30 pies) que es popular entre los pescadores mexicanos.

El capitán de la Guardia Costera Tony Hahn afirmó que la pesca ilegal de lanchas mexicanas plantea "impactos dañinos significativos" para el sustento del pargo rojo en aguas estadounidenses.

Los guardacostas basados en Corpus Christi han detectado 66 lanchas _18 de las cuales fueron detenidas _ desde el 1 de octubre.