La incidencia de abortos cayó en 2011 a su nivel más bajo en los últimos cuarenta años

  • Los 1.1 millones de abortos registrados en el 2011 representaron una tasa de 16.9 entre cada mil mujeres en edad reproductiva.
  • La tasa contrasta con la de 19.4 por ciento reportada en 2008.
  • El reporte no incluye un análisis preciso de las razones detrás de este declive.

La tasa de abortos en Estados Unidos durante 2011 cayó a su nivel más bajo desde que la Suprema Corte de Justicia legalizó la práctica en 1973, reveló un nuevo estudio dado a conocer este lunes.

La tasa contrasta con la de 19.4 por ciento reportada en 2008 Los 1.1 millones de abortos registrados en el 2011 representaron una tasa de 16.9 entre cada mil mujeres en edad reproductiva en contraste con la tasa de 19.4 por ciento reportada en 2008, de acuerdo al documento elaborado por el Instituto Guttmacher.

Esa tasa contrastó aún más con el 29.3 por ciento de 1981, considerada como la mayor desde que el máximo organismo judicial legalizó el aborto en 1973, según el documento del Guttmacher, una agrupación privada a favor de esta práctica.

Aunque el reporte no incluye un análisis preciso de las razones detrás de este declive, los investigadores estimaron que este refleja en parte una creciente tendencia al uso de contraceptivos entre mujeres jóvenes en edad reproductiva.

Un elemento adicional pareció ser igualmente la difícil situación economía de los años recientes, factor que habría forzado a muchas mujeres y parejas a planificar los embarazos con mayor cuidado a partir del estado de sus finanzas.

Los autores concluyeron en cambio que las leyes contra el aborto adoptadas por varios estados han tenido un impacto mínimo en esta tendencia debido a que la mayoría de estas fueron promulgadas en el 2011.

Empero reconocieron que algunas de las nuevas regulaciones en este frente "harán sin lugar a dudas más difícil y costoso para los proveedores continuar prestando servicios y para las mujeres tener acceso a ellos".

Actualmente existen nueve estados que prohíben el aborto después de las 20 semanas de embarazo, en lo que se considera una puja por parte de algunas legislaturas de corte conservador a forzar a la Suprema Corte de Justicia a revisar el tema.