El príncipe Enrique, nacido en Francia y esposo de la reina Margarita de Dinamarca, que expresó en público su frustración por no tener la misma categoría social de su esposa o su hijo, ha muerto. Tenía 83 años.

Enrique murió el martes por la noche mientras dormía en palacio, indicó la casa real en un comunicado en su sitio web. La reina estaba a su lado. Un funcionario de prensa del palacio confirmó la noticia a The Associated Press, aunque declinó dar su nombre.

Enrique se convirtió en príncipe consorte cuando Margarita accedió al trono en 1972.

El jovial príncipe era conocido por ser franco y directo.

Palacio dijo la semana pasada que su salud había “empeorado seriamente”, y el príncipe heredero Federico, miembro del Comité Olímpico Internacional, regresaría a casa de los Juegos de Invierno en Corea del Sur.