El norovirus causó la epidemia en el crucero caribeño

  • El crucero regresó el miércoles a Nueva Jersey debido a que casi 700 personas enfermaron.
  • El barco transportaba 3.050 pasajeros.
  • Aún no se ha determinado la fuente del norovirus.
Crucero de la empresa Royal Caribbean
Crucero de la empresa Royal Caribbean
ROYAL CARIBBEAN

Un norovirus sumamente contagioso fue el causante de una epidemia en un crucero en la que casi 700 personas enfermaron, uno de los peores incidentes de este tipo en 20 años, dijeron el viernes investigadores federales de salud.

No se necesita mucho para propagar esta cosa El crucero Explorer of the Seas, de la línea Royal Caribbean, regresó el miércoles a Nueva Jersey después de recortar un viaje de 10 días por el Caribe debido a que tanta gente enfermó. Partiría nuevamente el viernes por la tarde después de otro procedimiento sanitario.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron que 630 pasajeros y 54 tripulantes se enfermaron. El barco transportaba 3.050 pasajeros.

Los CDC señalaron que aún no se ha determinado la fuente del norovirus. Es posible contagiarse a partir de una persona infectada, de agua o alimentos contaminados, o tocando superficies en las que se encuentre.

Ya estaban infectados

El norovirus es resistente y es posible que uno o más pasajeros estuvieran infectados antes del crucero, se integrarán a éste e iniciaran la epidemia al vomitar en un área muy transitada o presionando botones de elevador con los dedos contaminados con excremento, dijeron los investigadores.

Los pasajeros soportaron días de vómito, dolor, fatiga y diarrea "No se necesita mucho para propagar esta cosa", comentó Bernadette Burden, vocera de los CDC.

Los pasajeros que regresaron a puerto el miércoles reportaron haber soportado días de vómito, dolor, fatiga y diarrea.

Cynthia Martínez, portavoz de Royal Caribbean, dijo que los CDC no emitieron ninguna restricción al buque y que éste se preparaba a partir a otro viaje al Caribe.

A los pasajeros se les pidió que consideraran reprogramar su viaje si habían sufrido cualquier síntoma de malestar gastrointestinal en los últimos tres días, y a quien no se sintiera cómodo con tomar el crucero se le ofreció la oportunidad de reprogramar su viaje.

A los viajeros se les impedirá servirse ellos mismos en los bufets para evitar la propagación de cualquier enfermedad.