Hillary Clinton reafirma su ventaja entre los demócratas

  • Un nuevo sondeo que la colocó al frente de las preferencias, con una ventaja de seis a uno.
  • Clinton reafirmó su posición como la rival a vencer en la contienda interna demócrata para elegir al aspirante presidencial de 2016.
  • Encabezó una corta lista de potenciales aspirantes con un apoyo del 73 por ciento de los electores demócratas.

Hillary Clinton reafirmó este jueves su posición como la rival a vencer en la contienda interna demócrata para elegir al aspirante presidencial de 2016 en un nuevo sondeo que la colocó al frente de las preferencias, con una ventaja de seis a uno.

Encabezó una corta lista de potenciales aspirantes con un apoyo del 73% de los electores demócratas La ex primera dama y exsecretaria de Estado encabezó una corta lista de potenciales aspirantes con un apoyo del 73 por ciento de los electores demócratas e independientes simpatizantes en la encuesta conjunta del diario The Washington Post y la televisora ABC.

Dicho porcentaje opacó por completo el apoyo que registraron el vicepresidente Joe Biden y la senadora por Massachussets, Elizabeth Warren, dos potenciales aspirantes a la nominación, quienes lograron un respaldo de 12 y 8 por ciento de manera respectiva.

El rotativo indicó que aunque el nivel de aceptación de Clinton se redujo después que esta dejó su cargo como secretaria de Estado, la también ex senadora cuenta con un amplio apoyo entre mujeres y hombres, minorías, logrando incluso trascender diferencias ideológicas entre los diversos grupos del espectro político.

The Washington Post hizo notar que la ventaja registrada por Clinton frente a sus potenciales rivales es la mayor registrada en cualquier otro sondeo similar durante los pasados 30 años. La fortaleza de Clinton trascendió incluso al ámbito demócrata.

En un potencial escenario donde ella contendiera por la presidencia como abanderada demócrata, Clinton apareció con una preferencia de 53 por ciento entre los electores, por arriba del 41 por ciento que obtendría el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, considerado el más visible aspirante a la nominación republicana.

Clinton registró igualmente mejores niveles de aprobación que Christie, 58 por ciento contra 35 por ciento de este último, y un nivel más bajo de desaprobación, 38 contra 40 por ciento.