Críticas por amenazas de alcalde de Guatemala a la prensa

El descontento generado por las críticas que el alcalde de Ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen, emitió el domingo contra la prensa local sigue en aumento.Edison Lanza, relator de libertad de...

El descontento generado por las críticas que el alcalde de Ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen, emitió el domingo contra la prensa local sigue en aumento.

Edison Lanza, relator de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo el martes a The Associated Press que ese organismo sigue de cerca la situación y que reconocen la convulsión política que actualmente afecta al país centroamericano. “Me parecen particularmente graves las expresiones contra la prensa, además de que (Arzú Irigoyen) llama al ejército a pasar por encima de la cabeza de los periodistas o dueños de los medios”.

Arzú Irigoyen, quien fue presidente entre 1996 y 2000, dijo en un acto público reciente que “Guatemala es un pueblo difamado, pero es difamado por nosotros mismos, por nuestros medios informativos; cuando es injusto”. Posteriormente, en un discurso a tropas militares, agregó: “por eso es que tendremos que pasar por encima de las cabezas de los medios de comunicación negativos y nos vamos a subir las mangas. Vamos a tener la suficiente pasión, definición y fuerzas para recomponer y hacer renacer nuestra patria”.

Arzú Irigoyen, de quién la fiscalía general y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) solicitaron el retiro de inmunidad para investigarlo por delitos de corrupción por presuntamente haber utilizado fondos públicos para financiar su campaña política, ha mantenido una tensa relación con los medios, en especial por informar recientemente sobre los procesos judiciales en su contra.

Sobre la situación generada tras las declaraciones del alcalde y expresidente, Lanza puntualizó que hay sectores que han hostigado y estigmatizado a la prensa, lo que expone la vulnerabilidad es ésta, y aseguró que las agresiones provienen de sectores que no quieren que la corrupción sea combatida, ni que se consolide un estado de derecho.

“Hacerlo (el discurso) públicamente frente a los militares es todo un símbolo”, dijo Lanza, y reconoció que “a través de la prensa la gente se entera de lo que los grupos de poder pretenden que no se enteren”.

El experto también recordó que el Estado guatemalteco no ha resuelto agresiones y asesinatos a periodistas que se han dado en los últimos años.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, se sumó a la crítica por las declaraciones de Arzú Irigoyen. “Es un mensaje disociador que no coadyuva a la armonía de una sociedad en un clima de crispación política. Es un irrespeto hacia la democracia porque no se puede concebir un régimen democrático sin una prensa independiente”.

Asimismo, la Cámara Guatemalteca de Periodismo dijo en un comunicado que “repudia la actitud intolerante y hostil adoptada una vez más por el alcalde Arzú contra quienes ejercen la libertad de expresión de ideas en Guatemala” y aseguró que condena el discurso de odio, intolerancia y confrontación del alcalde.

Arzú no ha hablado con la prensa luego de sus declaraciones.