Los detenidos por el robo a Target usaron la información para compras de miles de dólares

  • Son dos mexicanos que fueron arrestados el domingo en McAllen, Texas.
  • Usaron la información de tarjetas de crédito robada a la cadena.
  • El Servicio Secreto investiga el caso.
Fachada de un local de la cadena.
Fachada de un local de la cadena.
Princess Mérida / Wikipedia

Los dos mexicanos que fueron arrestados el domingo en McAllen, Texas, cuando pretendían internarse en el país, usaron información de cuentas robada a Targetpara comprar mercancía por decenas de miles de dólares, dijo un jefe policial del sur de Texas.

Los detenidos hicieron compras en tiendas como BestBuy, Wal-Mart y Toys R UsUn portavoz del Servicio Secreto federal indicó también que hay una investigación en curso sobre la posibilidad de que exista un vínculo entre esos arrestos y el robo de información de tarjetas de crédito a Target.

Mary Carmen García, de 27 años, y Daniel Guardiola Domínguez, de 28, los dos de la ciudad de Monterrey, México, usaron tarjetas que contenían la información de las cuentas de varios habitantes del sur de Texas robada a Target. Las usaron para comprar numerosos artículos en cadenas minoristas nacionales con sucursales en la zona, como BestBuy, Wal-Mart y Toys R Us.

"Obviamente están vendiendo los datos por región", dij0 Víctor Rodríguez, jefe de la Policía de McAllen.

Cargos por fraude

En un correo electrónico, Brian Leary, portavoz del Servicio Secreto, dijo: "El Servicio Secreto federal sigue colaborando estrechamente con las partes afectadas y las autoridades policiales con el fin de investigar el robo a Target. Con relación a los arrestos anunciados ayer, el Servicio Secreto trabaja con la fiscalía federal y el Departamento de Policía de McAllen para determinar si existe algún vínculo".

La cadena ha logrado bloquear una docena de operaciones que buscaban engañar a los afectadosTanto García como Guardiola permanecían detenidos el martes bajo cargos estatales de fraude. Hasta el momento se desconocía si tenían abogados.

Al preguntársele sobre los arrestos en McAllen, Molly Snyder, portavoz de Target, dijo el lunes en un correo electrónico que la investigación sigue su curso.

La cadena minorista con sede en Minneapolis dijo la semana pasada que había logrado bloquear más de una decena de operaciones que buscaban engañar a las víctimas del robo de datos a través de correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto.

Compras fraudulentas

La policía de McAllen comenzó a trabajar con el Servicio Secreto después que se detectaron varias compras fraudulentas el 12 de enero en tiendas minoristas de la zona. El Servicio Secreto confirmó que las cuentas fraudulentas estaban relacionadas con los datos robados a Target a finales del año pasado, dijo Rodríguez.

Los investigadores revisaron videos de seguridad de los comerciantes del área de McAllen en busca de los estafadores. A partir de ello pudieron identificar a dos personas y un vehículo con placas de México.

Con la ayuda de la Policía de Inmigración y Aduanas, los investigadores confirmaron la identidad de los sospechosos gracias a los registros de inmigración de cuando entraron a Texas en el mismo vehículo. La policía preparó órdenes de arresto la semana pasada y esperaron a que regresaran a suelo estadounidense.

90 tarjetas

El domingo por la mañana funcionarios federales alertaron a la policía que los dos estaban en el Puente Internacional de Anzaldúas tratando de entrar a Estados Unidos. Llevaban 96 tarjetas fraudulentas, dijo Rodríguez.

Elegían los domingos para las compras porque así los bancos se demoraban en detectar el fraudeLos investigadores creen que los dos mexicanos participaron tanto en la adquisición de la información de tarjetas de crédito como en la creación de las tarjetas fraudulentas.

Rodríguez indicó que los investigadores sospechan que García y Guardiola escogían los domingos para hacer sus compras con la esperanza de que los bancos se demoraran en detectar el fraude, y agregó que espera que ambos sean encausados bajo cargos federales.

Se cree que la penetración informática a Target abarcó unos 40 millones de cuentas de tarjetas de crédito y débito y la información personal de unos 70 millones de clientes.

Víctor Rodríguez, jefe de la Policía de McAllen,