El gobierno salvadoreño anunció el viernes haber presentado una queja diplomática ante el gobierno estadounidense después de que se le atribuyeran vulgaridades al presidente Donald Trump para referirse a varios países.

La embajada salvadoreña señala en un comunicado que “El Salvador demanda respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo”.

El senador demócrata Dick Durbin asegura haber escuchado personalmente la víspera a Trump preguntarse sobre la necesidad de recibir más inmigrantes de Haití y países africanos.

La reunión buscaba un acuerdo migratorio bipartidista, apenas días después de que Estados Unidos eliminara una protección migratoria temporal para unos 200.000 salvadoreños, conocida por sus siglas en inglés como TPS.