La inflación de los precios al consumidor registró un diminuto 0,1% en diciembre al caer bruscamente los costos de productos energéticos tras un salto el mes anterior.

Por otra parte, las ventas tanto en tiendas como online avanzaron a paso fuerte en diciembre en el cierre de una buena temporada de ventas minoristas de fin de año.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que el aumento de precios al consumidor en diciembre siguió a un salto mucho mayor, de 0,4%, en noviembre.

En los últimos 12 meses la inflación general ha sido de 2,1% mientras que la inflación subyacente, que excluye los costos volátiles de alimentos y combustibles, aumentó 1,8%.

Debido a la baja inflación, la Reserva Federal ha optado por no elevar las tasas de interés com excesiva rapidez.

Con respecto a las ventas minoristas, el Departamento de Comercio informó que registraron un aumento del 0,4% en diciembre, comparado con 0,9% el mes anterior. El año pasado las ventas minoristas registraron un aumento de 4,2%, el mayor en tres años.

Las ventas de la temporada deberían impulsar el crecimiento económico en el último trimestre. Los estadounidenses se han mostrado más confiados en la economía y dispuestos a gastar. La tasa de desempleo, de 4,1%, es la más baja en 17 años.