Una pareja del área de Houston que se declaró culpable a cargos federales relacionados con forzar a una mujer nigeriana a trabajar casi 20 horas diarias atendiendo su hogar y cinco niños sin sueldo durante dos años deberá indemnizarla con más de 121.000 dólares, según le ordenó el viernes una jueza.

Chudy Nsobundu, de 57 años, y su esposa Sandra Nsobundu, de 49, también fueron sentenciados por la jueza federal Nancy Atlas a siete meses de cárcel y siete meses de arresto domiciliario, así como tres años más de libertad condicional.

Los Nsobundu, oriundos de Nigeria y naturalizados estadounidenses, reclutaron a la mujer en ese país con la promesa de pagarle 100 dólares mensuales. En lugar de ello, las autoridades dicen que abusaron de ella física y verbalmente mientras trabajaba en su casa en Katy, un suburbio de Houston, de septiembre de 2013 a octubre de 2015.

Chudy Nsobundu se declaró culpable en 2016 de fraude de visa, mientras que su esposa reconoció haberse comportado en forma ilegal en el manejo de documentos para fomentar trabajos forzados.

Según documentos judiciales, la nana trabajaba diario desde las 5:30 de la mañana hasta la 1 de la madrugada del día siguiente, no podía tomar descansos y tenía que comer sobras y no comida fresca, lo cual incluía sólo beber la leche que había quedado en los tazones donde los niños habían comido cereal. Tampoco podía bañarse con agua caliente.

La nana pidió ayuda y fue rescatada después de que se emitió un aviso al Centro Nacional de Recursos contra el Tráfico Humano. Su nombre no ha sido dado a conocer.