Proveedores de la vacuna contra el virus de la influenza reportaron este lunes escasez de la inmunización luego que el gobernador Andrew Cuomo declaró emergencia pública por el incremento del virus en el estado.

Hay escasez debido a la alta demanda de la vacuna La farmacia CVS informó que debido a la alta demanda algunas de sus sucursales reportaron que la vacuna se está agotando.

Sin embargo, la empresa indicó que está reabasteciendo sus suministros lo más rápido posible.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, autorizó la vacunación de menores de entre seis meses y 18 años, debido a que en algunas establecimientos se niegan a suministrar la vacuna a menores argumentando que su personal no está capacitado para aplicarla.

El sábado el mandatario local emitió una emergencia de salud pública debido a que los casos de influenza se incrementaron en el estado en un 57 por ciento la semana pasada.

Autoridades de la salud aseguran que la temporada de la gripe pudiera ser la peor registrada en varios años.

El viernes último el Centro de Control de Enfermedades (CDC) indicó que Nueva York y 24 estados más reportan un alto nivel de casos de gripe, y en algunos lugares ha alcanzado niveles de epidemia.

Por su parte, el alcalde Michael Bloomberg hizo un llamado a la comunidad en general para que se vacunen y que traten de no infectar a otras personas.

Indicó que las personas pueden vacunarse en la mayoría de farmacias locales, oficinas de médicos y en clínicas de inmunización del Departamento de Salud.

En Boston se incrementa la vacunación

Asimismo, en Boston se incrementó el número de personas que fueron vacunadas contra la gripe estacional durante el fin de semana pasado, señalaron funcionarios de salud de la ciudad.

Más de siete mil personas, en su mayoría menores de edad, recibieron vacunas para el virus en 24 clínicas donde se ofreció la vacuna gratis en la ciudad.

Según el CDC, cada año más de 200 mil personas son hospitalizadas debido a complicaciones de la gripe.

Los síntomas de la gripe incluyen dolor muscular o corporal, de cabeza, tos, dolor de garganta, fatiga, fiebre, escalofríos y vómitos y diarrea (estos dos últimos son más comunes en los niños).

La gripe también puede empeorar afecciones médicas crónicas y hasta ocasionar la muerte. Expertos señalaron que el efecto de la vacuna tarda aproximadamente dos semanas.