Un autobús y un camión de carga con remolque colisionaron de frente el domingo en el oeste de Kenia con saldo de al menos 36 personas fallecidas, dijeron las autoridades.

Al parecer fallaron los frenos del autobús, dijo el comandante de tránsito de la provincia del Valle del Rift, Zero Arome.

El autobús se dirigía del distrito Busia a Nairobi, la ciudad capital, y la unidad de carga viajaba del distrito Nakuru a la localidad de Eldoret, agregó.

La Autoridad Nacional de Seguridad y Transporte ha sido objeto de críticas por su incapacidad para reducir los accidentes viales, en los que unas 3.000 personas mueren cada año.

Aunque las autoridades atribuyen los percances al descuido de los conductores, la alta velocidad y vehículos no aptos para circular, diversos sectores afirman que se deben a la mala construcción y deficiente mantenimiento de los caminos.