Bombardeos y disparos de cohetes en los suburbios de Damasco mataron a 19 civiles un día después que terminaran las evacuaciones médicas para salvar las vidas de 29 personas más, denunciaron activistas sirios y un grupo de rescatistas.

La Defensa Civil Siria, un grupo de rescatistas voluntarios conocido como los Cascos Blancos, indicó que las fuerzas pro gubernamentales bombardearon el suburbio Ghouta en poder rebelde el sábado, matando a seis niños y 13 adultos. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y el grupo activista local Centro de Medios Ghouta reportaron lo mismo.

El viernes, la Cruz Roja y la Media Luna Roja completaron la evacuación de 29 pacientes de los suburbios asediados para brindarles atención médica urgente en hospitales del gobierno en Damasco.

Naciones Unidas señaló que cerca de 400.000 personas se encuentran atrapadas en Ghouta, suburbio bajo asedio del gobierno.