Una decena de jóvenes mujeres protestó el viernes contra el indulto humanitario al exmandatario Alberto Fujimori en los exteriores de la clínica donde se encuentra internado desde el sábado pero el grupo fue retirado a empujones por policías antimotines, cinco días después de la polémica excarcelación del otrora líder otorgada por el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Las mujeres gritaban "por justicia y dignidad Fujimori nunca más", mientras otra decena de simpatizantes del indultado exmandatario las acusaban de "terroristas", en un reflejo de las divididas percepciones que existe en Perú sobre el indultado expresidente que estaba condenado a 25 años de prisión por el asesinato de 25 peruanos durante su decenio (1990-2000).

Un grupo de policías de sexo masculino empujó con sus escudos y pateó en ocasiones a las mujeres protestantes mientras dos hombres simpatizantes de Fujimori las insultaban, según pudo presenciar un camarógrafo de The Associated Press. La policía no retiró de los exteriores de la clínica a los simpatizantes del expresidente.

Lisbeth Ramírez, una de las mujeres que protestaba, dijo a la prensa: "hay un pacto, un acuerdo, eso es lo que hay, un acuerdo entre Kuczynski y el fujimorismo, eso es lo que está pasando, ¿por qué a ellos no los botan y a nosotros sí?".

Fujimori seguía internado en la clínica limeña Centenario recuperándose de un cuadro de arritmia, según dijo a periodistas su médico de cabecera Alejandro Aguinaga.

En la víspera, decenas de miles de peruanos protestaron en todo el país contra el indulto humanitario que Kuczynski otorgó horas antes de la Navidad rompiendo una promesa electoral luego que llegó al poder por los votos de los peruanos anti-fujimoristas. Kuczynski venció en los comicios presidenciales de 2016 a Keiko Fujimori, la hija mayor del indultado.

El gobierno admitió en la semana que el indulto otorgado a Fujimori, de 79 años, fue uno de los más rápidos otorgados en la historia del país y que solo demoró 13 días. Kuczynski también liberó a Fujimori de un próximo juicio por el asesinato de otros seis peruanos durante sus dos mandatos.

La excarcelación del expresidente ocurrió tres días después de que una facción del partido fujimorista que domina el Parlamento intentó destituir a Kuczynski por sus nexos con la constructora Odebrecht a la cual una empresa del presidente había realizado asesorías financieras por más de 782.000 dólares mientras era un primer ministro hace más de una década.

Kuczynski fue salvado a última hora de ser removido por la abstención de un ala minoritaria del fujimorismo, lo cual ha sido percibido como un canje político por los manifestantes. El gobierno niega esa posibilidad y anuncia que la próxima semana tendrá listo un nuevo gabinete que reconcialiaría al país.

Fujimori, de 79 años, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por el asesinato de 25 peruanos por un escuadrón de la muerte que actuaba bajo su conocimiento, según los jueces. También tenía en su contra otras tres condenas por corrupción.