El presidente Donald Trump recibió a efectivos de la Guardia Costera en uno de sus campos de golf en Florida el viernes.

El presidente los invitó a jugar y almorzar en el Trump International Golf Club en West Palm Beach. Saludó cordialmente a los alrededor de 60 guardacostas en un campo junto a una cascada y posó con ellos para la foto.

Trump, que llevaba una gorra roja y camisa blanca, elogió a la Guardia Costera, destacó su papel tras los huracanes en Texas y Florida y dijo que quería agradecerles.

El vocero de la Casa Blanca Hogan Gidley dijo que el presidente “quiso agradecer personalmente a estos militares por sus servicios a la nación”.