Wall Street culminó 2017 con una jornada a la baja, en la que pesaron las pérdidas de emisoras de tecnología, bancos y servicios de salud.

Las acciones del sector energético también cayeron, aun cuando el precio del petróleo estadounidense subió a su nivel más alto en dos años.

Pese al descenso en el último día de operaciones del año, el mercado bursátil de Estados Unidos concluyó 2017 con su mejor desempeño anual desde 2013.

El índice Standard & Poor's 500, la medida más amplia del mercado accionario, ganó 19,4% en el año, más del doble de lo que avanzó en 2016. Incluyendo dividendos, el rendimiento total fue de 22,5% hasta el jueves.

El promedio industrial Dow Jones cerró el año con una ganancia de 25,1%, imponiendo nuevos máximos 71 veces a lo largo de esos 12 meses.

El indicador compuesto Nasdaq fue el que más subió, al registrar un incremento de 28,2%, mientras que el índice Russell 2000 de pequeñas empresas cerró 2017 con ganancia de 13,1%.

“Ha sido el año que sorprendió a todos”, dijo J.J. Kinahan, estratega en jefe de TD Ameritrade. “Todo giró en torno a comprar cuando existía subvaluación, y resultó mejor de los que cualquiera hubiera esperado”.

El viernes, muchos inversionistas optaron por tomar algunas ganancias, en especial de acciones de tecnología, que lideraron el mercado con una ganancia de 36,9%. El fabricante de chips KLA-Tencor fue uno de los que más cayeron, al perder 2,6% y cotizarse en 105,07 dólares.

Los corredores también vendieron acciones de los sectores salud y finanzas, los cuales subieron 20% este año. La administradora de servicios de salud Centene bajó 2% a 100,88 dólares, mientras que SunTrust Banks retrocedió 1,3% para situarse en 64,59 dólares.

El S&P 500 cerró la última jornada del año con un descenso de 13,93 puntos, o 0,5%, y se ubicó en 2.673,61. El Dow retrocedió 118,29 unidades, o 0,5%, a 24.719,22. El Nasdaq bajó 46,77 puntos, o 0,7%, y cerró en 6.903,39. El Russell 2000 perdió 13,42 unidades, o 0,9%, hasta quedar en 1.535,51.

Los futuros de gas y petróleo subieron marcadamente el viernes. El crudo estadounidense de referencia ganó 1% para cotizarse en 60,42 dólares el barril en Nueva York. Es su precio al cierre más alto en el año, y la primera vez que el barril de petróleo estadounidense cierra arriba de los 60 dólares desde junio de 2015.

El crudo Brent ganó 1,1% para cerrar en 66,87 dólares por barril en Londres.

Pero a ello, las empresas del sector cerraron mixtas. National Oilwell Varco subió 1,5% hasta los 36,02 dólares, mientras que Range Resources perdió 3,1% a 17,06 dólares.

“Tal como el de las acciones, el volumen de operaciones de los futuros es muy bajo”, dijo Kinahan. “Necesitamos mayor volumen para decir: ‘Muy bien, esto es real’”.

El oro subió 0,9% a 1.309,30 dólares la onza.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó de 2,43 a 2,41%.