Un palestino parapléjico que murió durante una violenta protesta ocurrida a mediados de diciembre en la frontera con Israel falleció a causa de un balazo en la cabeza, de acuerdo con expedientes médicos.

Los documentos, obtenidos el jueves por The Associated Press, permiten conocer un caso que se ha convertido en un grito de guerra palestino desde que el presidente Donald Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel.

Ibrahim Abu Thraya, quien perdió las piernas hace años, murió el 15 de diciembre durante los enfrentamientos que estallaron en la frontera con Israel. Abu Thraya fue baleado en la cabeza por un francotirador israelí, dijeron testigos, pero el ejército israelí refuta esa aseveración.

De acuerdo con los expedientes médicos, incluidos el informe de un hospital y el acta de defunción, Abu Thraya, de 29 años, murió de hemorragia después que la bala le pegó arriba del ojo izquierdo. Las mismas conclusiones fueron detalladas en el informe de una ambulancia de la Media Luna Roja palestina revisado por la AP.

Ninguno de los informes precisa quién hizo el disparo ni el calibre de la bala.

En el enfrentamiento del 15 de diciembre, los manifestantes lanzaron piedras, bombas incendiarias y prendieron fuego a neumáticos en la valla fronteriza, aunque testigos dijeron que los palestinos no hicieron disparo alguno.

La protesta ocurrió en medio de la ola de violencia que estalló en los territorios palestinos desde que Trump hizo su anuncio sobre Jerusalén. Doce personas han perdido la vida a la fecha, casi todas en Gaza.

Fotografías de Abu Thraya en silla de ruedas, con una bandera palestina y haciendo la “V” de la victoria en lo alto, fueron colocadas en todas partes en Gaza. Abu Thraya se convirtió en un símbolo de la resistencia contra la decisión de Trump sobre Jerusalén.

Según una investigación del ejército israelí, los soldados dispararon contra los principales instigadores pero no directamente contra Abu Thraya y que era imposible determinar las causas de su muerte.

___

Federman informó desde Jerusalén.