Las autoridades investigarán si el llamado del líder opositor Alexei Navalny a boicotear las elecciones de marzo próximo viola la ley, anunció el Kremlin el jueves.

El presidente Vladimir Putin, de 65 años, se postula para un cuarto período, y dado su índice de popularidad del 80% prácticamente se descuenta su triunfo. En ese caso, sería el líder ruso con más tiempo en el poder desde Josef Stalin.

Navalny, de 41 años, ha realizado campaña a pesar de una condena por fraude que muchos consideran una venganza política. A principios de la semana fue vedado formalmente de presentarse como aspirante.

Navalny anunció el miércoles que realizará actos en decenas de poblaciones grandes y pequeñas el 28 de enero para promover una “huelga electoral” de protesta contra la decisión de la Comisión Electoral Central de prohibir su candidatura.

El vocero de Putin, Dmitry Peskov, dijo a la prensa que “sin duda” los llamados de Navalny a protestar serán investigados por las autoridades para determinar si son ilegales.

Si bien la ley rusa no prohíbe explícitamente llamar al boicot electoral, las autoridades utilizan la legislación contra el extremismo para impedir el acceso a los sitios web que promueven esos llamados.

El video de Navalny en YouTube en el que convoca a las protestas del 28 de enero no era accesible en Rusia el jueves por la mañana.

Navalny apeló la decisión de la comisión electoral, y el tribunal superior se dispone a estudiar el caso el sábado.