La confusa implementación de las regulaciones a la marihuana en California quedó al descubierto en el condado de Mendocino, en donde las autoridades locales otorgaron una licencia de distribución a una compañía. pero la policía estatal arrestó a dos empleados que intentaban trasladar casi una tonelada de la hierba.

Los trabajadores de Old Kai Distribution transportaban marihuana desde una granja cuando la Patrulla de Caminos de California les marcó el alto el viernes sobre la autopista 101 cerca de Ukiah, de acuerdo con Joe Rogoway, abogado de la empresa. Viajaban a bordo de una vagoneta sin marcas y fueron detenidos por una infracción de tránsito.

Los empleados le mostraron al agente el permiso que el condado le otorgó a la empresa, así como una bitácora de la marihuana, sin embargo, el policía insistió en que era ilegal, solicitó refuerzos y arrestó a los hombres.

La compañía arguye que su licencia local les permite transportar marihuana dentro del condado, y la portavoz del condado, Sarah Dukett, avaló dicha interpretación. Indicó que a Old Kai se le otorgó la semana pasada una licencia que les permite transportar marihuana de manera legal de conformidad con dos ordenanzas locales que se aprobaron este año.

Los empleados recibieron un citatorio por transporte ilegal de marihuana y posesión ilegal con fines de venta. Los investigadores también incautaron toda la hierba y la vagoneta.

“Es inconcebible que suceda algo así”, dijo Rogoway, quien envió una carta a la Patrulla de Caminos de California (CHP por sus iniciales en inglés) para exigir que desestimen los cargos y devuelvan la marihuana a Old Kai.

El comisionado interino de la CHP, Warren Stanley, dijo que el arresto fue apropiado debido a que también se requiere una licencia estatal para el traslado de marihuana y esos permisos no entran en vigor hasta el lunes, cuando se implemente la legalización de marihuana en California.

“Se apegan a las leyes vigentes”, dijo Stanley el miércoles en referencia a sus agentes. “Y cuando llegue el 1 de enero de 2018, se apegarán a las leyes que entren en vigor en esa fecha”.

El agente que hizo la detención en Ukiah no fue contra el negocio, destacó Stanley, quien dijo no conocer ningún otro arresto a negocios con permisos locales de marihuana. La CHP se ocupa principalmente de los conductores que pudieran estar al volante bajo el influjo de la sustancia, y ha capacitado al 97% de sus agentes y oficiales para reconocer ese tipo de situaciones, comentó.

___

Balsamo reportó desde Los Ángeles.