Estados Unidos retirará su equipamiento de búsqueda del submarino ARA San Juan en aguas del Atlántico Sur pero seguirá colaborando de forma indirecta con las autoridades argentinas.

La Armada argentina informó el miércoles que en las próximas horas el buque oceanográfico estadounidense “Atlantis” se destacará al puerto de Comodoro Rivadavia, en la provincia argentina de Chubut, para descargar el vehículo operado remotamente que rastreaba el fondo marino en busca de la nave, de la que se perdió el rastro el 15 de noviembre con 44 tripulantes a bordo. La marina se hizo eco en un comunicado de información brindada por la Secretaría de Defensa norteamericana.

Luego del desembarco el buque “Atlantis” regresará a las tareas con las que estaba comprometido al momento de producirse el incidente del submarino ARA San Juan, dijo la Armada.

Por su parte, uno de los buques argentinos asignados al área de búsqueda también se dirigirá a Comodoro Rivadavia para desembarcar el sonar de barrido lateral de Estados Unidos y luego continuar su navegación a Ushuaia, en el extremo sur del país, señaló la Armada. Puntualizó que, no obstante, Estados Unidos continuará brindando su apoyo “a través de personal experto en planeamiento y análisis de datos”.

La Armada ha descartado la supervivencia de los tripulantes y anunció que no realizará tareas de rescate y solo se abocará a la localización de la nave, para lo cual colaboran varios países.

El submarino diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana y en operaciones desde los años 80 desapareció cuando navegaba desde Ushuaia hacia su base en Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, tras participar de un ejercicio de adiestramiento.

El comandante del submarino informó el 15 de noviembre que la nave había sufrido una avería a raíz de la entrada de agua a las baterías a través del snorkel pero que el incidente había sido resuelto. Horas después de ese reporte, se registró una explosión donde se había perdido contacto con el sumergible.

En las tareas de búsqueda en las que han sido inspeccionados sin éxito varios objetos sumergidos a cientos de metros de profundidad también participa Rusia con el vehículo operado remotamente “Panther Plus” y el buque “Yantar”.

La Armada precisó que en la actualidad “no hay nuevos contactos por inspeccionar”.

Los familiares de los tripulantes exigen al gobierno que no cese la búsqueda y el operativo de rescate de sus seres queridos y que pesqueros que faenan en la zona se sumen a las tareas de localización.