Fuerzas militares de Uganda mataron a más de 100 rebeldes en el este del Congo acusados de lanzar el ataque que dejó muertos a 15 miembros de la fuerza de paz de la ONU este mes.

Las fuerzas armadas ugandesas dijeron el miércoles en una declaración que varios otros miembros de las Fuerzas Democráticas Aliadas fueron heridos en ataques aéreos y con artillería.

Dijeron que la operación fue lanzada desde territorio de Uganda y que ningún soldado ugandés está en el Congo.

El ataque del 7 de diciembre contra una base de la ONU en el que murieron los soldados de paz de Tanzania fue el ataque más mortífero contra una misión de paz en casi 25 años.

Las rebeldes Fuerzas Democráticas Aliadas se originaron en Uganda para combatir al gobierno en el país y lanzaron una serie de ataques con bombas en los años de 1990. Una campaña militar los forzó a irse al este del Congo.