Siete grupos de derechos humanos en Egipto condenaron la ejecución de 15 presuntos extremistas islámicos hallados culpables de planear un mortífero ataque contra un retén del ejército en la Península del Sinaí hace cuatro años.

En una declaración el martes por la noche, los grupos dijeron que los procesos legales contra los acusados tuvieron problemas y que al menos uno de los 15 parece haber sido torturado. Dijeron además que no se les permitió a los familiares verlos el día de la ejecución, como lo requiere la ley.

Las ejecuciones el martes en dos prisiones cerca de El Cairo fueron la mayor cifra en un solo día desde que la violencia islamista en el Sinaí escaló hace cuatro años.

Seis extremistas fueron ejecutados en el 2015 tras ser convictos de terrorismo por un tribunal militar.