El impulso de las exportaciones podría ayudar a la economía española a recuperarse a una tasa trimestral del 0,8% en los últimos tres meses del año, según indicó el miércoles el banco central español, a pesar de los efectos negativos de la crisis política catalana.

Se espera que la economía española crezca un 3,1% en 2017, aunque el gobierno revisó su previsión para 2018 a un 2,3% respecto al 2,6% anterior, debido a la incertidumbre provocada en octubre por la iniciativa independentista del ya destituido gobierno regional.

El banco central indicó el miércoles que los buenos datos de exportaciones en total han compensado el revés económico en la próspera Cataluña.

Las cifras son estimaciones. El Instituto Nacional de Estadística publicará los datos oficiales el mes que viene.

España salió de una recesión a finales de 2013 y ahora es una de las economías de la Unión Europea que crece con más rapidez.