La policía estatal de Michigan intentó sin éxito suspender a un patrullero por su empleo de una pistola eléctrica, meses antes de que utilizara un Taser contra un adolescente que se estrelló en un vehículo todoterreno y murió, según registros a los que tuvo acceso The Associated Press.

Mark Bessner está acusado de asesinato por la muerte de Damon Grimes, pero ese no fue su único incidente con una pistola eléctrica. Los detalles aparecen en documentos internos proporcionados a AP tras una solicitud de registros públicos.

La policía estatal quiso suspender a Bessner durante 10 días por utilizar dos veces su pistola aturdidora contra un hombre esposado que huía a pie en 2016. Sin embargo, la corte de arbitraje concluyó que no había “causa justa” para la sanción.

Bessner había empleado su Taser en 2014 contra otro sospechoso esposado. En esa ocasión accedió a una suspensión de cinco días, según el registro, pero cuatro de los días quedaron en suspenso. Al parecer fue su primer caso de conducta inapropiada.

Bessner, de 43 años, afronta ahora graves problemas legales. El expatrullero fue acusado la semana pasada de asesinato en segundo grado por la muerte de Damon Grimes, de Detroit, que conducía un vehículo todoterreno robado cuando el agente empleó su arma aturdidora. El joven de 15 años se estrelló y murió.

Bessner, que dejó la policía estatal tras la muerte del adolescente, se ha declarado no culpable y está detenido bajo fianza de un millón de dólares. La fiscal Kim Worthy dijo que no había motivos para que utilizara su Taser, especialmente desde un auto patrulla en marcha.

“Su comportamiento fue criminal. No estamos intentando engañar a nadie”, comentó el martes el teniente Mike Shaw, portavoz de la policía estatal.

Apenas dos meses antes, un tribunal de arbitraje había exonerado a Bessner de conducta inapropiada por la forma en la que utilizó su Taser cuando perseguía a un sospechoso. El hombre, que había sido esposado durante una parada de tráfico en Detroit, echó a correr de forma repentina y pudo saltar varias cercas.

Bessner creía que el hombre debía haberse sacado las esposas, de modo que utilizó su arma eléctrica en dos ocasiones para reducirlo. Fue una suposición errónea. En general, utilizar un arma aturdidora contra una persona esposada detenida va contra el protocolo estatal.

Sin embargo, el responsable del arbitraje, Steven Lett, consideró que el hombre “no estaba detenido” desde el momento en el que huyó.

Si se hubiera mantenido la suspensión de 10 días, eso habría activado cuatro días adicionales del incidente de 2014 que habían quedado en suspenso, indicó Shaw.

El expediente personal de Bessner muestra que había recibido una tercera acusación de conducta inapropiada en marzo. La policía estatal indicó que manejaba a gran velocidad sin las luces de emergencias ni las sirenas. El caso parecía no haberse resuelto antes de su renuncia el pasado otoño.

El expediente también incluye elogios por su trabajo. El departamento le reconoció su labor por salvar a una mujer que había sufrido una sobredosis de heroína. “Nuestros mejores deseos para un éxito continuado”, escribió en febrero de 2017 la coronel Kriste Kibbey Etue.

___

Ed White está en Twitter como http://twitter.com/edwhiteap .