Un avión que volaba de Los Ángeles a Tokio dio la vuelta el martes a medio camino luego de que la tripulación descubrió que uno de los pasajeros había abordado el vuelo equivocado, dijo el miércoles la aerolínea All Nippon Airways.

El piloto del vuelo 175 decidió regresar al aeropuerto de origen acatando las normas de seguridad de la aerolínea, dijo ANA en un comunicado en que se disculpó con sus clientes pero ratificó que fue la decisión correcta.

El vuelo salió del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles a las 11:36 a.m. del martes y regresó a las 7:33 p.m.

La modelo Chrissy Teigen y su esposo el cantante John Legend estaban a bordo del avión y ella tuiteó sobre lo sucedido, preguntándose por qué el avión tenía que devolverse cuando ya había recorrido cuatro de sus once horas de vuelo.

"¿Por qué castigar a todos los pasajeros por el error de uno solo? ¿No sería mejor aterrizar todos en Tokio, dejar que los demás se bajen y volver con la persona? Todos nos estamos preguntando lo mismo", escribió la modelo, acompañando su relato con fotos y videos.

Temprano el miércoles tuiteó finalmente: "¡Despegamos!".

La portavoz del FBI, Laura Eimiller, dijo que la agencia hizo entrevistas la noche del martes, pero que no arrestó a nadie. Tampoco se levantaron cargos, pero la investigación sigue abierta.

Un funcionario del gobierno de Estados Unidos con conocimiento de la situación dijo a The Associated Press que el incidente involucró a dos hermanos, uno con boleto de ANA y otro que tomaría un vuelo de United Airlines más o menos a la misma hora.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, dijo que ambos pasaron las revisiones de seguridad y tenían pases de abordar válidos. ANA y United comparten códigos.

ANA dijo que está tratando de esclarecer cómo fue que ese pasajero logró abordar el vuelo equivocado.

"Durante el vuelo, se le informó al piloto que había una discrepancia con respecto a la lista de pasajeros. En base a la información disponible en ese momento, el piloto tomó la decisión correcta de regresar a LAX", dijo ANA.

Agregó que fue la decisión apropiada “como medida de precaución para resguardar la seguridad de los pasajeros y de la tripulación”.

"ANA desea ofrecer sus disculpas a los pasajeros por cualquier inconveniente”, manifestó la línea aérea. "Nos enorgullecemos de ofrecer a nuestros clientes un servicio ejemplar, y en este vuelo no lo hicimos".