El juez federal de Nueva York Thomas P. Griesa, quien presidió una demanda contra Argentina relacionada con bonos de deuda, ha muerto. Tenía 87 años.

Griesa murió el domingo, dijo un funcionario judicial de Manhattan. No se reveló la causa del fallecimiento.

El juez neoyorquino presidió por 15 años las demandas entabladas por fondos de inversión estadounidenses que compraron bonos argentinos con un fuerte descuento después que el país sudamericano cayó en impago en 2001.

Los fondos exigieron el pago total de miles de millones de dólares en bonos. Argentina calificó a dichos fondos como “buitres”.

Griesa dijo que Argentina debía pagar el total de los bonos.

En 2014, la presidenta argentina Cristina Fernández calificó a Griesa de “senil” y describió su fallo como un “disparate”.

El caso fue resuelto después que Fernández concluyó su mandato. Los tenedores de bonos recibieron más de 8.000 millones de dólares como pago.