El senador opositor Jorge Oviedo se convirtió el martes en el segundo en dimitir a su banca por señalamientos de tráfico de influencia en Paraguay.

Una mayoría en el Senado, compuesto por 43 miembros, votó a favor de la renuncia de Oviedo en una sesión extraordinaria, informó el presidente de esa cámara, el exmandatario Fernando Lugo.

De acuerdo con los señalamientos, Oviedo participó presuntamente en tráfico de influencia en el organismo estatal Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, en donde era miembro activo. El renunciante es militante del partido Unión Nacional de Ciudadanos Éticos, fundado en 2000 por el extinto general Lino César Oviedo.

La semana pasada, el senador Oscar González _del gubernamental Partido Colorado_ fue el primero en ser desafectado del cuerpo legislativo por acusaciones de manipular litigios civiles y penales en favor de sus amigos, desde su posición de presidente del jurado de control de jueces y fiscales.

Oviedo era otro que supuestamente realizaba maniobras ilegales para beneficiar a sus allegados.

Carlos Filizzola, del opositor partido País Solidario, expresó su molestia tras señalar que "nos hubiera gustado que se rechazara la renuncia para que podamos despojar a Oviedo de su investidura de senador, porque evidentemente tuvo una inconducta reprochable".

Las cámaras de diputados (80 miembros) y de senadores cerraron sus actividades al iniciar el verano austral y retornan a sesiones ordinarias el 1 de marzo.