La capital de Ohio igualó su récord anual de asesinatos luego que una muerte durante la noche se convirtió en la número 139 este año.

Columbus también padeció 139 asesinatos en 1991, y alcanzó la cifra poco después de la medianoche del martes.

El crimen más reciente fue el de Aaron Fletcher Leapheart III, de 37 años, quien recibió un balazo disparado desde afuera de la puerta de su apartamento y colapsó en el patio cuando trataba de huir. La policía investiga las circunstancias del suceso.

La directora de la policía de la ciudad, Kim Jacobs, ha pedido medidas para reducir la violencia urbana.

Dice que el alza en los homicidios se debe a la venta de armas ilegales, las repercusiones de la epidemia de opioides, mayor violencia armada durante hechos delictivos y una mayor tendencia a resolver discusiones con armas.

Entre las víctimas mortales de este año está una persona que falleció a raíz de heridas sufridas en una balacera en el 2014.