La Autoridad de Prisiones de Egipto informó el martes que 15 milicianos islámicos condenados por organizar un ataque mortal contra un puesto de control del ejército en la península del Sinaí hace cuatro años han sido ejecutados.

Las ejecuciones del martes en dos cárceles al oeste y al noroeste de El Cairo son el número más grande conocido en un solo día desde que comenzó la insurgencia hace cuatro años en el turbulento norte de Sinaí. Los 15 fueron ahorcados.

Los 15 fueron juzgados y condenados por un tribunal militar por el ataque de 2013 que mató a un oficial del ejército y ocho conscriptos.

La ejecución de tantos en un solo día parecen ser un reflejo de la decisión del gobierno recientemente declarada de aplastar la insurgencia tras el atentado extremista del mes pasado donde murieron más de 300 personas en una mezquita del Sinaí.