Canadá se apresta a expulsar del país y revocarle sus credenciales a un diplomático venezolano y revocarle sus credenciales en represalia luego que su contraparte canadiense fue expulsado por la nación sudamericana.

Los hechos se producen luego de meses de sanciones y críticas de Canadá a Venezuela, que hace dos días declaró persona non grata al encargado de negocios canadiense, despojándolo de sus credenciales y prohibiéndole regresar al país.

Funcionarios de Canadá y Estados Unidos han sido cada vez más críticos del gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro por consolidar su poder y aislar a los partidos opositores antes de las elecciones presidenciales del año próximo.

La presidenta de la asamblea constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó al diplomático canadiense Craig Kowalik de interferir en la política del país y tuitear “comentarios rudos y vulgares” sobre la nación.

La ministra de relaciones exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo el lunes que el embajador de Venezuela, que había sido retirado ya por su gobierno en protesta por sanciones canadienses, ya no es bienvenido en el país.

Además declaró persona non grata al encarado de negocios venezolano.

"Los canadienses no vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras el gobierno de Venezuela priva a sus ciudadanos de sus derechos democráticos y humanos fundamentales y les niega acceso a asistencia humanitaria básica”, dijo Freedland en un comunicado.

"Continuaremos trabajando con nuestros socios en la región... para aplicar presiones al régimen antidemocrático de Maduro y restaurar los derechos democráticos del pueblo venezolano”.

Venezuela fue condenada internacionalmente el miércoles cuando la asamblea constituyente, pro gubernamental, despojó de su derecho a participar en los comicios presidenciales a tres de los partidos opositores más influyentes.

A eso siguió a una amenaza de Maduro de castigar a los grupos opositores por boicotear comicios recientes a alcaldías en protesta de lo que llamaron un sistema injusto manipulado por una dictadura.

Desde septiembre Canadá ha impuesto sanciones contra 40 miembros claves del régimen de Maduro desde septiembre.

Freeland dijo que los funcionarios estaban implicados en “corrupción y claras violaciones de los derechos humanos”.

El Grupo Lima, un organismo formado por Canadá y 11 países latinoamericanos, también impuso relaciones económicas.

Freeland dijo que la decisión venezolana de expulsar al diplomático canadiense era una medida típica del régimen de Maduro y dijo que los esfuerzos para restaurar la democracia en el país han sido minados consistentemente.