El embajador norcoreano a cago de asuntos relacionados con Estados Unidos ante la ONU exigió el lunes a Washington que presente evidencias que respalden su afirmación de que Pyongyang fue responsable del ataque cibernético Wannacry, una acusación que dijo que se trata de una “provocación sin fundamentos” para generar tensiones.

Pak Song Il dijo a The Associated Press en una entrevista telefónica desde Nueva York que Pyongyang ve dichas acusaciones como un esfuerzo para crear “una atmósfera extremamente beligerante”.

“Si están tan seguros, que nos muestren la evidencia”, dijo.

El ataque WannaCry de mayo pasado infectó a cientos de miles de computadoras en todo el mundo y dañó parte del sistema del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos Tom Bossert escribió en una editorial que The Wall Street Journal publicó la semana pasada que el gobierno estadounidense ha determinado que Corea del Norte era responsable del ataque WannaCry. Dijo que el hallazgo se basa en evidencia confirmada por otros gobiernos y compañías privadas, incluyendo al Reino Unido y Microsoft.

Escribió que Corea del Norte tendrá que rendir cuentas.

La prensa estatal norcoreana no tardó en rechazar las acusaciones al señalar que Pyongyang jamás toleraría acusaciones tan “irresponsables”. Dijo que la afirmación de Bossert es una “grave provocación política” y prometió represalias.

Las autoridades en Washington y Seúl acusaron a Corea del Norte de lanzar una serie de ataques cibernéticos en los últimos años, incluyendo el hackeo a Sony Pictures Entertainment debido al filme “The Interview”, una comedia de humor negro sobre un plan para asesinar al líder norcoreano Kim Jong Un.

Corea del Norte también ha rechazado dichas acusaciones.