El sindicato de asistentes de vuelo en Egipto denunció airadamente a una legisladora que criticó la apariencia física de las aeromozas empleadas por la aerolínea del país.

En un comunicado emitido el lunes, la agrupación dijo que sería mejor que la legisladora Galila Othman “deje de ofender a otras personas” y en lugar de ello se dedicara a resolver problemas.

Othman había pedido que el ministro de aviación del país sea interpelado en el parlamento por “el peso apropiado” que deben tener las aeromozas de EgyptAir.

El lunes en entrevista con la AP, la legisladora dijo: “No hay estándares. Necesitamos normas de vestir, de peso máximo permitido. No podemos dejar que trabajen hasta los 50 años de edad. Deberíamos trasladarlas a otros empleos”.