La Corte Suprema de Irán aprobó el lunes la condena de muerte para un investigador iraní acusado de espiar para Israel.

Ahmad Reza Jalali, que lleva encarcelado desde abril de 2016, apareció este mes en la televisora estatal confesando que proporcionó información al Mossad, una agencia israelí de espionaje, sobre el ejército iraní y científicos nucleares, dos de los cuales fueron asesinados en 2010.

No estaba claro si estaba hablando bajo presión. Grupos de derechos afirman que a los detenidos en Irán a menudo se les niega el debido proceso.

La agencia semioficial de noticias ISNA reportó el lunes la decisión de la corte. No estaba claro cuándo se ejecutaría la sentencia. El fallo no puede apelarse.