Las autoridades ucranianas y los rebeldes separatistas acordaron el lunes un gran canje de prisioneros.

Los prisioneros se intercambiarán el miércoles, según anunciaron el lunes en declaraciones televisadas líderes separatistas y un representante del gobierno. La comparecencia siguió a una reunión en Moscú mediada por el líder de la Iglesia ortodoxa rusa.

Ucrania está dispuesta a liberar a 306 personas y confía en que los separatistas liberen a 74, indicó el representante de Kiev, Viktor Medvedchuk. En un primer momento no estaba claro si esto incluía a todos los prisioneros de guerra.

Más de 10.000 personas han muerto desde 2014 en el conflicto que sigue abierto en el este de Ucrania entre separatistas respaldados por Rusia y tropas del gobierno. Una tregua firmada en 2014 estipulaba un intercambio de prisioneros, pero se cree que ambas pares retienen a decenas, si no cientos de personas cautivas y las utilizan como herramienta de negociación.