El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, anunció el día de Nochebuena que este país centroamericano trasladará su embajada en Israel a Jerusalén, convirtiéndose en la primera nación en seguir la pauta marcada por el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Guatemala fue uno de los 9 países que respaldó a Estados Unidos para que se reconociera a Jerusalén como la capital de Israel el jueves, cuando una resolución no vinculante, con enorme apoyo, condenó la decisión del mandatario estadounidense.

De momento ni Trump ni Morales han anunciado cuándo se produciría tal traslado.

A través de su cuenta oficial de Facebook, Morales dijo que tras conversar con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, decidió girar instrucciones a la cancillería guatemalteca para mover la sede diplomática de Tel Aviv a Jerusalén.

Guatemala e Israel tienen una estrecha relación desde hace años, especialmente en materia de seguridad y en venta de armas de Israel a Guatemala.

Ningún otro país tiene la sede de su misión diplomática en Israel en Jerusalén, aunque República Checa dijo que consideraba tal posibilidad.

La decisión de Morales fue recibida con críticas de opositores y felicitaciones, especialmente de los miembros de la comunidad evangélica del país.

El ex canciller de Guatemala Fernando Carrera (2013-2014) dijo a The Associated Press que la decisión responde a intereses de carácter ideológico y que “puede tener implicaciones graves, tanto para la seguridad como para la económica del país”.

Trump revirtió décadas de políticas estadounidenses con su anuncio del 6 de diciembre en el que reconoció a Jerusalén como la capital israelí. Aunque Trump dijo que únicamente reconocía la realidad sin perjudicar las negociaciones sobre los límites futuros de la ciudad, los palestinos percibieron que Estados Unidos se puso del lado de Israel en el tema más delicado del conflicto entre israelíes y palestinos.

Israel reclama toda Jerusalén como su capital, mientras que los palestinos demandan el sector este de la ciudad, que capturó Israel en 1967 y donde se ubican importantes templos judíos, cristianos y musulmanes. Desde hace tiempo muchos gobiernos han expresado que el destino de la ciudad santa debe resolverse a través de las negociaciones.

El anuncio de Trump dio inicio a semanas de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes, en los que han muerto 12 palestinos.

Netanyahu pronosticó que otros países seguirían los pasos de Estados Unidos. El premier ha realizado enormes esfuerzos en los últimos años por estrechar relaciones en Latinoamérica como parte de una campaña por contrarrestar el respaldo a los palestinos en las Naciones Unidas.

Carrera explicó que la actitud de Morales no es solo de amistad con Israel sino de enemistad con el mundo islámico, “lo que puede meter a Guatemala en un conflicto, en una actitud agresiva hacia el mundo islámico”.

Los países islámicos son los principales compradores del cardamomo que se produce en Guatemala, por lo que la decisión también tendría implicaciones económicas directas, recordó Carrera.

La resolución que aprobó la Asamblea General declaró que las medidas que tomó Estados Unidos respecto a Jerusalén son “nulas e inválidas”. La votación de 128-9 fue un triunfo para los palestinos, aunque no alcanzó el total previsto.

El excanciller aseguró que la decisión de Morales tiene el respaldo de grupos extremistas. Durante la guerra en Guatemala (1960-1996), Israel proveyó de armas al ejército guatemalteco una vez que Estados Unidos dejara de abastecerlos por supuestas violaciones a los derechos humanos.